Cómo controlo la ansiedad por comer?

como por ansiedad

En ocasiones tenemos la sensación de que comemos con ansiedad. De que comemos de una manera desorganizada, muy rápida y sin control. Incluso pueden darse atracones. Además, en esos momentos, solemos comer alimentos muy poco saludables. Y esta acción nos lleva a tener sensaciones de malestar.


 

El papel de la ansiedad en la ingesta de alimentos es mucho más complicado de lo que creemos. No solo consiste en que nos planteemos con cuanta ansiedad estamos comiendo. Si no que la clave está en plantearnos qué es lo que nos detona esta ansiedad para que nos lleve a comer de esa manera. Es decir, la pregunta que debemos hacernos es:

 ¿Desde dónde estamos comiendo? Y cuando nos planteemos la respuesta, no debemos pensar en un lugar, si no en un estado; en un estado fisiológico y mental.


 

Para entender mejor esta idea debemos empezar sabiendo que existen dos tipos de hambre:


 

  1. Hambre fisiológico

  2. Hambre emocional


 

Por un lado, el hambre fisiológico es al que llamaríamos el hambre real. Es aquel que se realiza porque el cuerpo detecta falta de nutrientes y necesita energía para seguir funcionando. Cuando se trata de hambre fisiológico una vez ingerimos un alimento y el cuerpo lo recibe dejamos de comer.


 

En cambio, el hambre emocional no surge para compensar una necesidad fisiológica, si no que se realiza para cubrir una necesidad emocional. A través de la alimentación emocional pretendemos utilizar la comida como un recurso que nos calme y gratifique. Lo que ocurre es que las sensaciones o situaciones que nos hacen tener esas carencias emocionales no se pueden solucionar con comida. Por eso, acabamos adentrándonos en círculos viciosos en los cuales sentimos malestar, intentámos solventarlo con alimentos poco saludables y nos sentimos mal por haber ingerido ese tipo de alimentos y de aquella manera. Además, el hambre emocional siempre suele darse desde emociones negativas: como el aburrimiento, la tristeza o la ansiedad.

 

Quizá también te interese...

10 Hábitos saludables sobre "Comer bien"
como cuando estoy triste

 

10 Consejos para calmar la ansiedad por comer

 

 1. Pregúntate y escúchate.

 

Antes de realizar un ingesta tómate unos segundos para ver qué está ocurriendo dentro de tí. Plantéate cómo te encuentras en ese mismo instante. Pregúntate si tienes hambre, y si ese hambre es fisiológico o emocional. Debes saber desde dónde quieres comerte ese alimento. Es decir, si te lo quieres comer porque tienes ansiedad, porque estás triste o simplemente porque tienes hambre. Cuando instintivamente tengas la sensación de “necesitar” un alimento recuerda: para unos segundos y reflexiona. Seguramente el querer ese alimento sea la alarma que te está dando tu cuerpo para que sepas que algo no va bien.

 

2. Dale forma a la ansiedad.

 

Debes definir la ansiedad que estás experimentando antes, durante y después de comer. Fíjate en qué momentos aparece esa sensación y si se relaciona con algún suceso o situación específica del día. Por lo general, la ingesta por ansiedad está relacionada con momentos malestar, situaciones estresantes o problemáticas relacionales. Una vez localizado el foco de tu ansiedad te resultará mucho más fácil desarrollar tus recursos para evitar comer por ansiedad.

 

3. Relájate.

 

Las técnicas de relajación disminuyen la ansiedad que te lleva a las ingestas descontroladas. Puedes practicar yoga, meditar, respirar, hacer mindfulness, pintar, escribir, leer o hacer cualquier cosa que te lleve a un estado de calma para lograr disminuir tu ansiedad. Además, estas técnicas de relajación no solo te servirán para prevenir una ingesta descontrolada, sino que también puedes utilizarás antes de comer, para propiciar una ingesta saludable, consciente y controlada.

 

4. Gestiona tus emociones.

 

El hambre emocional se da por una mala gestión emocional. Al mismo tiempo, una incorrecta gestión emocional te llevará a vivir sensaciones de estrés, ansiedad, frustración y nerviosismo. Conecta con tus emociones, vívelas y dales nombre. Aunque sean negativas, no intentes reprimirlas. El poder darle un sentido a tus emociones hará que tus niveles de ansiedad y de estrés disminuyan. Es más, al comprender tus emociones podrás resolverlas sin tener que recurrir a la comida.

 

 5. Organiza tu rutina.

 

La sensación de haber tenido un día estresante y frenético siempre desemboca en una sensación de ansiedad. Y esto se debe a una falta de rutina y de estructura. Por eso es importante que te plantees las siguientes cuestiones organizativas: ¿Qué voy a comer? ¿Qué voy a comprar? ¿A qué hora voy a comer? ¿Con quién voy a comer? ¿Dónde voy a comer? ¿Cuántas veces voy a comer? De esta manera, desde el orden y la estructura, conseguirás un estado de calma, el cual bajará tu ansiedad sobre la comida.

 

 6. No te culpes.

 

Cuando sentimos que comemos con ansiedad muchas veces tendemos a intentar controlarlo con medidas muy restrictivas, como por ejemplo: prohibiéndonos la ingesta de ciertos alimentos. El problema de ser tan estricto/a con un/o mismo/a es que nos va a generar mucha ansiedad y mucho estrés cuando tengamos que afrontar que no hemos sido capaces de llevar a cabo esas prohibiciones. Por ello, permítete y se flexible contigo mismo/a. No dejes que las sensaciones de culpa, frustración y ansiedad paralicen tu proceso de gestionar de una manera más adecuada tu ansiedad.

 

7. Mantén tu tiempo ocupado.

 

Curiosamente, el pensar que estás todo el rato pensando en comida seguramente te genere ansiedad. Por eso, debes alejar tu mente de los pensamientos relacionados con el comer, ya que es en esos momento donde aparece el hambre emocional. Distrae tu mente desviando tu pensamiento gracias a la realización de actividades saludables. Por ejemplo, puedes realizar actividades físicas o realizar algún tipo de deporte, que está asociado a la disminución de la ansiedad.

 

8. Duerme bien.

 

Debes propiciar una correcta higiene del sueño: durmiendo tiempo de calidad, no menos de ocho horas y sin dispositivos electrónicos. La falta de sueño genera desajustes hormonales. Estos desajustes son lo que aumentan tus niveles de cansancio y descontrolan las sensaciones de hambre y saciedad. Por lo que, la falta de sueño siempre hará que comas con ansiedad.

 

9. Bebe agua.

 

Cuando creas sentir hambre bebe un vaso de agua. Si esa sensación de hambre a desaparecido, seguramente fuese hambre emocional y estuvieras confundiendo el hambre real con las sensaciones de falta de hidratación. En cambio, si bebes el vaso de agua y sigues teniendo sensación de hambre sabes que estás experimentando sensaciones asociadas al hambre fisiológico. Incluso, en muchas ocasiones, el beber agua disminuye las sensaciones fisiológicas de hambre, lo que hace que te sientas menos hambriento/a y comas con menos ansiedad.

 

10. Contacta con profesionales de la psicología

 

Una vez leídos los consejos anteriores te plantees que el controlar la ansiedad al comer es mucho más complicado de lo que pensabas. Y, es cierto, romper la relación entre el comer y la ansiedad es un tema complejo. Por eso en muchas ocasiones necesitamos ayuda de profesionales. Para poder cortar esta relación lo mejor es ponerse en manos de especialistas de la salud, concretamente apoyarse en la Psicología y la Nutrición. Solo así podrá dar solución a esa ansiedad y aprender otras estrategias para cubrir aquellas necesidades que intentabas calmar con la comida... ;-)

¿Te animas a empezar? En Ypsihablamos te estamos esperando :-)

 

 

ayuda para controlar los atracones
Descubre Cómo podemos Ayudarte

Descubre Cómo podemos Ayudarte

 Empieza Ahora

Comentarios

Deja tu comentario

{{ message }}
{{ errors.name[0] }}
{{ errors.email[0] }}

Quedan {{ commentLimit }} carácteres

{{ errors.comment[0] }}
¿Te ayudamos?

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Seguro que quieres cerrar tu sesión?
Cerrar sesión
Para crear una cuenta vamos a tener que terminar el chat
Cerrar chat y crear cuenta