comunicacion en pareja

¿Cómo discutir en pareja?

 

Si te sientes identificado/a en alguna de estas situaciones sobre las discusiones de pareja / la comunicación de pareja, este artículo te podrá ser útil:

  • ¿Estás enfadado frecuentemente con tu pareja?
  • ¿Empezáis a discutir y no podéis parar?
  • ¿Os cuesta llegar a un acuerdo en las discusiones?
  • ¿Notas que las discusiones son cada vez más fuertes?
  • ¿Tenéis discusiones a base de insultos y/o reproches del pasado?
  •  ¿A veces, empezáis por un enfado tonto y termináis discutiendo demasiado?
  • ¿En las discusiones quedáis nublados por la ira y os cuesta razonar?
  • ¿Os cuesta hablar de las cosas que os molestan por miedo a discutir?

 

¿Es malo discutir con mi pareja?

 

La discusión en sí, no es mala, de hecho poder hablar de lo que a uno le molesta o de lo que necesita, es positivo y necesario para tener una relación satisfactoria. Sin embargo, las discusiones incontroladas pueden desgastar mucho la relación de pareja hasta llegar al punto de ruptura sentimental. En este tipo de discusiones se entra en un ciclo vicioso de ataques y reproches en las que cada uno mira por sí mismo y se va entrando en una escalada que aumenta la intensidad y es difícil de frenar. Muchas parejas quedan absorbidas en este ciclo de comunicación y no consiguen salir de las discusiones, no porque no se puedan resolver, si no porque utilizan estrategias inadecuadas para hacerlo.

 

Motivos más frecuentes de discusión en pareja

 

  • Desajustes en torno a la organización de la convivencia: Dificultad para ajustar y organizar rutinas y costumbres diferentes en aspectos prácticos de la vida (manejo del tiempo, tareas domésticas, hijos, ámbito laboral, economía, ocio, etc.)

  • Expectativas sobre el tipo de relación: El problema surge cuando los miembros de la pareja tienen una concepción diferente respecto a los aspectos básicos de la relación o tienen necesidades incompatibles (ejemplo, “Quiero que el otro me dé lo que yo espero/necesito, pero no me lo da”). Los desacuerdos aumentan cuando, además, uno tiene expectativas de cambiar el otro para que se adapte a sus necesidades.

  • Formas de mostrar el afecto: Existen maneras diferentes de mostrar el afecto, el problema surge cuando los miembros de la pareja lo muestran de manera diferente o contraria, por ejemplo, uno pide mucho cariño y el otro no lo da de la misma forma o cantidad.

  • Relaciones sexuales: Cuando el sexo no funciona, es causa de malestar en la relación. Uno de los orígenes de discusiones entorno al sexo, reside en las diferencias sobre la frecuencia sexual, es decir, uno de la pareja quiere más frecuencia de sexo que el otro.

  • Infidelidad: La infidelidad provoca rabia, rencor, culpa, celos y desconfianza; por lo que es más fácil que surja una explosión emocional que cause discusiones en las parejas.

  • Hijos: La elección de tener o no tener hijos, las diferencias en la forma de educar a los hijos y la pérdida de la relación de pareja al nacer los hijos por quedar absorbidos por las responsabilidades parentales, son unas de las situaciones más frecuentes que derivan al malestar conyugal.

 

 

gestionar discusiones pareja

 

¿Cómo gestiono las discusiones con mi pareja?

 

En la terapia de pareja online, las personas aprenden las estrategias adecuadas para poder utilizar una forma comunicación más adecuada y mejorar el bienestar de la relación, con la ayuda de una psicóloga de parejas. A continuación, se presentan algunos de los puntos que se aprenden y que son imprescindibles para una buena comunicación en pareja:

  • Frenar a tiempo: Es importante aprender a parar las discusiones cuando veas que van aumentando de intensidad. Cuando quedamos cegados por las emociones a veces es difícil poder razonar, al llegar a este punto, es importante poder parar, descansar y retomarlo más adelante para hablar las cosas de manera tranquila y asertiva.
  • Hacerlo en el momento indicado: Si hay algo que nos molesta o queremos realizar una petición, no esperar a que pasen las semanas, e ir acomunando, ya que después es más probable que salga la ira y lo hagamos en forma de reproche. Se trata de poder hacerlo cuando uno lo sienta y buscar un momento en el que estemos tranquilos para poder expresarlo de forma sincera, calmada y asertiva.
  • No culpar: Es importante no culpar al otro ni a uno mismo, ya que se trata de una interacción, es decir, uno interactúa en función del otro, y el otro en base a lo que recibe, y así sucesivamente, formando el ciclo de interacción. Por lo tanto, no existe un culpable, si no que ambos forman parte del ciclo y también ambos deben actuar para romperlo y mejorar.
  • Comunicar de manera positiva: Decir las cosas en positivo (mediante deseos) y no en negativo (en base a reproches). Por ejemplo, en vez de decir “No haces nada de las tareas de casa”, decir “Me gustaría que preparásemos la comida juntos”
  • Dar para poder recibir: No esperar recibir del otro si yo no pongo de mi parte. Poder ver qué quiero que me dé el otro, pero también qué puedo darle yo. Se trata de que los dos podáis poner de vuestra parte para poder obtener el equilibrio en una relación simétrica.
  • Sois del mismo equipo: No sois enemigos, ambos estáis en la misma barca, si cada uno rema por su lado o solamente rema uno, la barca va a dar vueltas sobre sí misma o no va a poder avanzar. Por lo tanto, es importante llegar a acuerdos e ir hacia el mismo camino para lograr una relación satisfactoria.
  • Escuchar al otro: Es importante dejar hablar al otro y escucharle para poder entender su punto de vista. Muchas veces no hay una sola verdad, si no que ambos tenéis vuestro punto de vista igual de válido y es importante poder escuchar para poder llegar a un acuerdo.  
  • Valorar lo positivo: Cuando se pasa por una mala época, frecuentemente uno se queda solamente en lo malo y en lo mal que se ha portado el otro. Es importante poder ver tanto las cosas negativas para poder mejorar, cómo también lo positivo. Poder fijarme en lo que el otro hace por mi y que me hace sentir bien, a la vez que el otro agradezca lo que yo hago, va a fortalecer la relación y ayuda a tirar adelante.
  • Aprende individualmente algo más sobre las habilidades sociales para relacionarse mejor.
  • Si tienes problemas con la comunicación con tu pareja y/o las discusiones de pareja, no dudes en ponerte en contacto para ofrecerte  terapia de pareja online con una psicóloga online para que puedas aprender las estrategias necesarias para mejorar tu relación de pareja y conseguir un mayor bienestar conyugal. La terapia online funciona, consulta nuestras tarifas y empieza ahora tu primera sesión.

 

psicologa parejas online

Comentarios

Deja tu comentario

{{ message }}
{{ errors.name[0] }}
{{ errors.email[0] }}

Quedan {{ commentLimit }} carácteres

{{ errors.comment[0] }}
¿Te ayudamos?

Chat directo

Hablando con {{ you.name }} Consultas de 5', L a V, de 9 a 15 y de 17 a 23

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Seguro que quieres cerrar tu sesión?

Cerrar sesión

Para crear una cuenta vamos a tener que terminar el chat

Cerrar chat y crear cuenta