Dependencia emocional: Adicciones sin sustancia, una historia real

DEPENDENCIA EMOCIONAL
 
 
Una historia real: el caso de Leticia
 
Leticia sufría dependencia emocional, pero no lo sabía. Tenía la necesidad de estar con la pareja continuamente. Leticia iba con Hugo a todas partes, le costaba separarse de él y hacer sus propios planes. Cuando ella quedaba con sus amigas y Hugo le proponía un plan, decidía cancelarlo automáticamente. Esto empezó a suceder muy a menudo y Leticia acabó aislándose poco a poco de sus amigas y amigos. Nunca podía quedar si no venía Hugo con ella. Sentía que necesitaba estar con él y que sin él no podía vivir. Un día, Hugo le dijo abiertamente que ya no estaba enamorado de ella y que era mejor que cada uno siguiera su camino. Leticia se negaba a aceptarlo y así empezaron sus llamadas a todas horas, sus amenazas y reproches, sus “si me dejas, me moriré”. Hugo, inmerso en un sentimiento de culpabilidad, decidió seguir con ella. Naturalmente, la relación no llegó a cuajar y, a día de hoy, siguen autodestruyéndose. Leticia, porque en el fondo sabe que Hugo no la quiere pero se niega a aceptarlo. Hugo, porque no quiere estar con Leticia pero su sentimiento de culpabilidad provocado por los reproches de Leticia, le impide dejarla. 
 
La relación entre Leticia y Hugo es el claro ejemplo de relación tóxica, de esas que generan ansiedad y sufrimiento.
No sé si te habrás sentido identificado/a con esta historia pero es más común de lo que parece. Incluso llegando a situaciones de maltrato físico y/o emocional. Y bien, ¿cómo puedo saber si soy dependiente emocionalmente? ¡Sigue leyendo!
 
¿Estás sufriendo dependencia emocional?
 
Cuando hay dependencia en la pareja, se tiende a:
 
-Idealizar a la otra persona atribuyéndole características que nos gustaría que tuviera. A su vez, nos sentimos más pequeño/as e inferiores a la otra persona por no poseer esas cualidades.
 
-Existe un temor desproporcionado a la ruptura y se hace lo que sea para evitarla.
 
-La persona dependiente pone en primer lugar a su pareja en lugar de a sí misma.
 
A continuación, te mostramos tres casos, ¿te identificas con alguno? 
 
-Mi pareja me dice claramente que ya no me quiere y llego a sentir ansiedad cuando no está la persona que quiero. Quiere que dejemos la relación pero me niego a toda costa, no quiero aceptarlo y justifico sus palabras. A pesar de que mi pareja ya no me quiera, yo sigo ahí, a su lado. Le necesito, no puedo vivir sin él/ella. Me arrastro, le llamo y le hago sentir culpable por no quererme. Además, tengo miedo a la soledad, miedo a no tener pareja. En estos casos, lo mejor es aceptar que el amor se ha terminado, acabar la relación y ser felices por separado. 
 
-Siento que no puedo desarrollarme como persona y que no me reconozco a mi mismo/a. Tengo que renunciar a muchas cosas y no me identifico con la persona que soy en estos momentos. No soy quien me gustaría, vivo para complacer a mi pareja, pero no sé estar sin pareja, soy adicta a las relaciones. En este caso, tienes que descubrir quién eres realmente y si al lado de esta persona eres capaz de llegar a ser quien eres.
 
-Mi pareja vulnera mi autoestima, me falta el respeto, me humilla y denigra y aun así, soy incapaz de cortar con esa persona. No me siento capaz de estar sin pareja y justifico su comportamiento todo el tiempo. Sufro ansiedad con mi pareja y sin ella. Hasta he llegado a pensar que si me trata mal es porque me lo merezco. ¡Sal de ahí corriendo!
 
Causas de la dependencia emocional
 
La dependencia emocional la sufren tanto hombres como mujeres. Crecemos con una serie de expectativas que potencia mucho la idea de tener una pareja y que para alcanzar la felicidad tenemos que casarnos. Buscamos a alguien que nos complete y que nos haga feliz. Esperamos hacer feliz a la otra persona y ser el centro de su vida. Pero no nos culpemos por ello, es lo que nos han vendido durante muchos años.La suerte es que empezamos a ser conscientes de que esa idea de relación no funciona porque está basada en la dependencia y en la necesidad. A parte de este sistema de creencias, encontramos también con dos características personales claves:
 
-Tener una baja autoestima, necesitar el reconocimiento de los demás, sentirse inferior, no saber encajar las críticas, compararse con los demás excesivamente, necesitar a alguien para ser feliz.
 
-Tener miedo a los cambios. Más vale malo conocido que bueno por conocer. Pues no, mejor desprenderse de lo malo conocido y ser felices, ¿no crees?, ¿Por qué nos castigamos tanto?
 
Vale, soy dependiente emocionalmente. ¿Qué tengo que hacer?
 
-Aprender a quererte a ti mismo/a y a ser consciente de lo que realmente te hace feliz. Estar con una persona por estar nos hace infelices y nos priva de oportunidades maravillosas.
 
-Dedicar tiempo a tus hobbies, descubrir tus pasiones, desarrollarte personal y profesionalmente, aumentar tu círculo de amistades y dedicar tiempo a las personas que tienes cerca. 
 
-¿Sabes cuáles son tus fortalezas?, ¿Qué tal si empiezas a descubrirlas? 
 
-Hacer alguna actividad en solitario y ver qué tal te sientes. Al principio te resultará raro, pero ya verás cómo le coges el gustillo.
 
-Céntrate en más aspectos de tu vida, no solo en tu pareja. Céntrate en ti, tú eres lo más importante. 
 
-Que no te de vergüenza pedir ayuda psicológica. La terapia web o terapia online es una buena manera de solucionar tus problemas, incluso si no dispones de mucho tiempo. ¿A qué cuando te duele una muela vas al dentista? Si no te sientes bien emocionalmente, pide ayuda. ¿Has probado nuestro chat de psicología? Si lo deseas, un psicólogo online de nuestro equipo puede acompañarte en este proceso de autonoconocimiento. Ya verás qué liberador.

Quizá también te interese...

¿Se puede discutir bien?

Comentarios

Deja tu comentario

{{ message }}
{{ errors.name[0] }}
{{ errors.email[0] }}

Quedan {{ commentLimit }} carácteres

{{ errors.comment[0] }}
¿Te ayudamos?

Chat directo

Hablando con {{ you.name }} Consultas de 5', L a V, de 9 a 15 y de 17 a 23

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Seguro que quieres cerrar tu sesión?

Cerrar sesión

Para crear una cuenta vamos a tener que terminar el chat

Cerrar chat y crear cuenta