psicologia para gays

Estereotipos en la comunidad Gay

No es nada nuevo, los humanos se agrupan y son identificados por algún tipo de signo externo que les define y les diferencia del resto. Es decir, se trata de generalizar una cuestión particular para delimitar los miembros que integran una comunidad. Este tipo de construcciones mentales son lo que llamamos estereotipos y han sido muy estudiados en la psicología online. Nos ayuda a entender la realidad, pero también pueden causar problemas psicológicos y actuar de forma discriminatoria. La psicología gay y la terapia lgtb nos habla sobre los estereotipos que sufren incluso dentro de la misma comunidad y de los efectos que producen.

 

Estereotipos gay y LGTBI

 

Haz la prueba, cierra los ojos e imagina a un chico gay. Seguro que si no todas, tiene muchas de las siguientes características:

 

  • Afeminados o amanerados: Es frecuente comparar la homosexualidad masculina con la presencia de actitudes y comportamientos que social y culturalmente son propios de las mujeres. Y evidentemente existen chicos que son muy femeninos, pero no todos lo son, ¿o no habéis oído lo de: pues no se te nota nada?

  • Tiene buen gusto para la moda y baila bien: Esta creencia suele ser sesgada por las referencias que nos llegan a través de los medios de comunicación. Quien crea que esto es así puede pasar por cualquier bar gay un sábado noche y comprobar la variedad de estilos y bailes que allí se concentra.

  • Musculado: Se suele pensar que un hombre homosexual cuida su alimentación, hace deporte y le preocupa su aspecto físico. Resulta que no son pocos los que hablar de dieta les produce terror, nunca han pisado un gimnasio, y en general están poco preocupados por su aspecto físico. ¿tú también has pagado un año de gimnasio y fuiste una semana?

  • Promiscuo: Según la OMS, promiscuo es aquel que tiene más de dos parejas sexuales en menos de seis meses. ¡que tire la primera piedra el que esté libre de pecado! Es evidente que es un concepto desfasado. Son muchas las parejas gais que mantienen relaciones estables, emocionalmente implicados, románticas y comprometidas; al contrario de lo que se suele pensar.

  • Su profesión: Peluquero, artista, auxiliar de vuelo, cocinero, entrenador personal, dependiente, periodista, diseñador, enfermero. Es curioso que se dé por hecho que ciertos chicos son homosexuales por desempeñar una profesión que se considera poco masculina. Ser gay no condiciona la profesión que se ejerce.

 

Efectos de los estereotipos gays

 

Por fin sales del armario, después de tantos años reprimiendo tus gustos, tus sentimientos, escondiéndote, con miedo a ser descubierto, negándoselo a todo el mundo, intentando encajar sin éxito en algún grupo; das el paso y comienzas a vivir conforme a lo que siempre has sido, asumes que te excitan sexualmente los hombres, que te enamoras de hombres y que eso te define como homosexual. Decides que vas a vivir con total naturalidad tu sexualidad y no vas a avergonzarte por ello. Sales por el ambiente, te sientes libre y crees vas a poder integrarte y a partir de ahora podrás ser tu mismo.

Pero, espera, parece que por ser gay tus amigos y familia empiezan a decir algunos comentarios: “tío no pareces para nada gay, ¿estás seguro?” "¿Cómo sabes que no eres bisexual?" “¿no lo harás para tener más sexo?” “Deberíamos ir de compras, así no vas a encontrar novio” “¿Cómo van a saber que eres gay si no lo pareces?” “¿piloto? No sé yo si siendo…. ¿Por qué no azafato de vuelo?

De repente, se pone en duda tu identidad. La gente te ha catalogado, etiquetado, clasificado dentro de un grupo de la sociedad y esperan, no, necesitan que te comportes, te vistas y pienses como el grupo al que perteneces, o como lo que ellos creen que hacen sus miembros según sus estereotipos. Algunos incluso ya no te ven capaz de algunas cosas, te perciben débil o ineficaz para realizar cosas propias de hombres, creen que ya no eres como ellos del todo, tienes ideas, expectativas, estilo de vida diferente.

A partir de ahora, a ti que no te preocupa lo más mínimo que camiseta te vas a poner hoy para salir, que te gusta pasar las tardes con tus amigos, echando un partido de futbol, montando en bici, jugando a la play, comiendo pizza, haciendo botellón los sábados. Ahora empieza a sentir presión por todas aquellas personas que te dicen como creen que debe ser un chico “como tú”. Temes no poder volver a integrarte, a ser el raro, a tener miedo. Asique vuelves a reprimir tus gustos, pero esta vez no te das cuenta, a evitar tus sentimientos, empiezas a vestir como todos creen que debes, a hablar como los demás, a ir donde se supone que debes ir, cedes y respondes a las expectativas sobre lo que se entiende que es ser gay, porque de esta manera parece que se te perdona que seas gay. Ahora encajas en el rompecabezas de la sociedad, ahora sí, eres un gay más como los demás, y nada más.

Los estereotipos  influyen en nuestra opinión sobre las características predominantes de los miembros de diversos grupos, insinuando que todos ellos se comportan y poseen rasgos similares. Algunas personas actúan guiándose únicamente por los estereotipos que se han marcado, pierden el criterio para crear pensamientos propios y rechazan a los que no piensan de forma similar dentro del grupo, así condicionan las relaciones con la gente, y son utilizados para racionalizar la conducta que se lleva a cabo y justificar la aceptación o rechazo.

 

Quizá también te interese...

Cómo saber si soy gay
prejuicios gay

 

¿Estereotipos entre gays?

 

Pues sí. Salir del armario solo fue el principio. En el “ambiente” hay estereotipos internos que influyen enormemente sobre los patrones estéticos, ahora pregúntate ¿Qué tipo de gay eres? Dejar atrás de pose gay es posible.

Dentro de la comunidad gay existe una clasificación respondiendo a cualidades físicas, actitudes, estilos y prácticas sexuales. Por poner algunos ejemplos, puedes encontrarte con bears, twinks, skins, musculocas, leathers, etc. A cada uno de ellos se le atribuye unas características físicas y de comportamientos, con la consiguiente inseguridad que genera no cumplir con esos patrones.

Es difícil pensar que una minoría oprimida históricamente puede ser opresora de otra minoría. Pero así es, el discriminado se ha vuelto discriminador. Si no cumples los cánones normativos de belleza, gimnasio, delgadez y masculinidad, estas fuera, eres indiferente, invisible. Encontrarse ejemplos de esta discriminación es relativamente sencillo actualmente en el mundo gay. Al abrir una de las app de contacto rápidamente encontraras mensajes de “mascXmasc” “nofemme” “whiteXwhite” “gymXgym”, en las que se excluye cualquier contacto con aquellos que no cumplen lo establecido, incluso en algunos locales se encuentran carteles con advertencias “Solo tíos machos”. Parece que la típica frase “yo no tengo nada en contra de los gays pero con las locas no puedo” se ha extendido sorprendentemente por el colectivo.

 

A través de la terapia online y de la mano de un psicólogo online puedes empieza a ser tú mismo, sin estereotipos ni prejuicio, identificando con tu psicólogo gay esos comportamientos tan arraigados que crean mal estar. Quiérete y quiere a todos tal y como son, semejantes y diversos.

 

terapia psicologica para gays

Comentarios

Deja tu comentario

{{ message }}
{{ errors.name[0] }}
{{ errors.email[0] }}

Quedan {{ commentLimit }} carácteres

{{ errors.comment[0] }}
¿Te ayudamos?

Chat directo

Hablando con {{ you.name }} Consultas de 5', L a V, de 9 a 15 y de 17 a 23

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Seguro que quieres cerrar tu sesión?

Cerrar sesión

Para crear una cuenta vamos a tener que terminar el chat

Cerrar chat y crear cuenta