No quiero tener ansiedad, ¿qué hago?

Como no tener ansiedad
 

¿Qué es la ansiedad?

 

Sentir ansiedad en algún momento es algo normal, pero cuando se convierte en una sensación tan intensa que distorsiona la forma de ver la realidad debemos pedir ayuda profesional, por ejemplo en nuestra plataforma. La ansiedad es una emoción y suele aparecer en momentos estresantes y de incertidumbre. Nos ayuda a adaptarnos a la vida, a ser más productivos y a ser más resolutivos. Si tenemos un examen o se aproxima una entrega, la ansiedad nos ayuda a “ponernos las pilas” y ser más eficientes.
 
Esta ansiedad puede perjudicarnos cuando sobrepasa los límites y en lugar de ayudarnos, boicotea nuestra concentración en forma de preocupaciones. Si no sabes cómo no tener ansiedad, sigue leyendo

 

¿Por qué me preocupo? 
 

Bien, preocuparse es normal porque nos ayuda a buscar soluciones. En cambio, cuando las preocupaciones se centran en cosas que han ocurrido en el pasado o situaciones hipotéticas, no nos ayudan y nos impiden centrarnos en lo que realmente importa: el presente.
 
 

¿Tengo ansiedad?
 

Seguramente sientas ansiedad muchas veces. La pregunta es, ¿la ansiedad te ayuda o te boicotea? 
Entre los síntomas se encuentran la sensación de malestar interno, el insomnio o dificultades para descansar, los sobresaltos ante cualquier estímulo, un miedo intenso injustificado acompañado de pensamientos rumiativos y preocupaciones excesivas, sensación de ahogo, sudoración excesiva, palpitaciones y taquicardia, presión en el pecho, dolor de barriga, cansancio y temblores.
 
 

¿Qué puedo hacer para no tener ansiedad?

 
1. Acepta la ansiedad
Si sientes ansiedad en algunas situaciones es normal, te ayudará a superarlas con éxito. Aprovecha esa ansiedad para buscar soluciones a los problemas (si los tienen). 
Si los niveles de ansiedad son muy elevados, intenta no evitar las situaciones que te la están generando. Escapar de ellas te alivia a corto plazo, pero la ansiedad sigue ahí.
Aceptar las emociones es fundamental para que no nos dominen y la clave de lagestión emocional
 
2. Tener hábitos de vida saludables
Aunque suene a cliché, descansar y comer bien son la base de cómo nos sentimos durante el día. Aprender pautas de higiene del sueño y llevar a cabo una alimentación saludable pueden cambiar mucho tu forma de ver las cosas.
 
3. Técnicas de relajación
Aprender técnicas como la relajación controlada, respiración diafragmática, relajación muscular progresiva. Es conveniente que aprendas estas técnicas de la mano de un profesiona.
 
4. Aprender a vivir el presente
El mindfulnesspuede ayudarte a aprender a centrarte en el presente: aquí y ahora. No importa el pasado ni el futuro, ahora mismo solo importas tú en este momento. Llegar a este punto no es fácil pero existen técnicas específicas para conseguirlo. 
 
5. Averiguar qué te produce ansiedad
 
Existen muchos factores que pueden causarnos el trabajo, como el trabajo, los estudios, los hijos, problemas de pareja, o puede que no haya nada concreto que te esté originando este estado. Hacer introspección te ayudará a encontrar el origen y poder trabajarlo.
6. Pedir ayuda psicológica
Estos consejos son orientativos y no están orientados a ningún caso concreto. No a todas las personas nos funcionan las mismas cosas, por lo que te recomendamos empezar terapia :-)
 
 

Quizá también te interese...

Ataque de pánico y ansiedad
Descubre Cómo podemos Ayudarte

Descubre Cómo podemos Ayudarte

 Empieza Ahora

Comentarios

Deja tu comentario

{{ message }}
{{ errors.name[0] }}
{{ errors.email[0] }}

Quedan {{ commentLimit }}carácteres

{{ errors.comment[0] }}
¿Te ayudamos?

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Seguro que quieres cerrar tu sesión?
Cerrar sesión
Para crear una cuenta vamos a tener que terminar el chat
Cerrar chat y crear cuenta