sufri bullying por gay

Bullying por ser gay o lesbiana

 

¿Te han pegado?, ¿te han humillado?, ¿te han insultado? La etapa escolar es una transición en el desarrollo social, emocional y educativo de la persona. El acoso escolar por ser gay o lesbiana también llamado bullying, dejará huella en la persona adulta. Influirá en la forma de relacionarse con el mundo, en la autoestima incluso en optar por unas profesiones u otras. Hoy queremos a analizarlo y ayudarte desde la psicología online.

 

¿Has sufrido acoso escolar por ser gay?: El acoso homofóbico

 

No todo el mundo recuerda su paso por el colegio o el instituto como un camino de rosas, sino más bien como un camino de espinas. Aún en pleno s.XXI todavía “mariquita” o “machorra” siguen siendo un arma arrojadiza hacia los compañeros y compañeras de clase que son LGTBIQ+.

 

Eso en el mejor de los casos, en el peor, la excusa para que unos cuantos acosen o ataquen al compi de la orientación sexual minoritaria. En realidad, cuando son niños y niñas (no en adolescentes) lo más probable es que ni se planteen tener una orientación sexual distinta, pero se meten con ellos por ser afeminado en los chicos y las chicas por mostrar conductas típicamente masculinas.

Pero antes de comenzar a tratar el tema en cuestión, es importante conocer qué se entiende por algunos términos importantes. Vamos allá.

 

El acoso escolar en personas lgtb

 

  • Bullying: Es una palabra anglosajona que se emplea para referirse al acoso escolar. Desgraciadamente, muchas conductas de las personas tienen una base animal y esta no podía ser una excepción. En la naturaleza, cuando en una bandada de pájaros hay uno que está herido o parece más débil, los compañeros le marginan migrando sin él o le destruyen atacándole.

 

Si lo llevamos al contexto escolar, estamos ante un proceso que se da casi a diario, donde un grupo de “matones” (Bully en inglés) utilizan su superioridad en fuerza y en número para intimidar, humillar, pegar o excluir a una persona que consideran inferior. Todo por el hecho de ser diferente.

 

Algunas veces los matones se jactan de “su superioridad” o en este caso “de lo machotes que son”, esto sería un requisito para integrarse en el grupo “de los populares”.

 

Algunos de los individuos que forman parte de este grupo no tienen intención verdadera de hacer daño a nadie, pero prefieren que haya un chivo expiatorio para no recibir el mismo trato que la víctima.

 

Las conductas que se emplean para esto son de lo más variadas y dañinas, van desde reírse de la persona, destruir sus pertenencias, perseguirle durante la salida o quitarle el dinero. Este proceso de malos tratos en el colegio, genera inestabilidad emocional, destruye la autoestima y la confianza en los demás que tiene “la víctima”.

 

  • Los matones”: Por lo general los matones suelen ser jóvenes más intimidatorios, agresivos y con tendencias al liderazgo. Pues son altamente persuasivos con su grupo de compañeros para idear los ataques.

    A menudo son personas muy castigadas por sus padres y reproducen el mismo abuso físico o verbal con los compañeros para desfogar la frustración. Al recibir un estilo educativo tan penalizador aprenden a someter al débil mediante la fuerza, su único objetivo es divertirse o desahogar sus impulsos agresivos. Como no les han educado adecuadamente, carecen de empatía, autocontrol y no tienen miedo a las consecuencias de sus actos.

 

  • Las víctimas”: Suelen ser de lo más variopintas, pero todas tienen algo en común, son diferentes a la mayoría, ya sea porque son bajitos, muy delgados, muy gordos, miopes, de otro país, otro grupo étnico, otra religión y de este caso, de otra orientación sexual. Como se dijo antes, a veces, basta con tener apariencia andrógina para que comiencen el acoso, no tienen por qué ser LGTBIQ+ necesariamente.

 

dejar atras el bullying por ser gay

 

Consecuencias del acoso escolar en personas LGBT

 

Este acoso sistemático a una persona tiene graves secuelas psicológicas, como daños que se arrastran a lo largo de toda la vida si no son tratados en terapia online. Vivir excluidos, con baja autoestima, sin habilidades sociales, con miedo a salir a la calle, rechazados, no queridos y desconectados del grupo.

 

Todo esto lleva a que muchos menores prefieran quitarse la vida antes que seguir sufriendo un abuso del que no pueden escapar. De hecho, el bullying es una de las principales causas de suicidio infanto-juvenil y de suicidio en población LGTBIQ+

 

En el presente la situación ha empeorado en este sentido, porque con la llegada de las nuevas tecnologías y las redes sociales, las víctimas no están a salvo. Antes si cambiabas de ciudad, escapabas de los matones, pero ahora están presentes virtualmente.

 

Estamos pues ante un problema de integración social en ámbitos escolares sin precedente, por eso, los progenitores, el profesorado y los profesionales de la salud tenemos que tomar cartas en el asunto para parar esta lacra social.

 

Gran parte del problema vienen dado por los prejuicios y estereotipos en la comunidad gay . Esto les hace tener una actitud desfavorable al que es diferente y en parte les hace proclives a acosarlo. Así, la LGTB fobia sería la antesala de gran parte del bullying que se sigue produciendo en los colegios e institutos.

 

¿Cuál es el panorama actual de la LGTB fobia en los jóvenes?

 

Los jóvenes son el futuro, su visión de los prejuicios son el espejo de la sociedad que habrá el día de mañana hacia ciertos colectivos.

 

Los estudios realizados hace unos años en institutos y colegios españoles, coinciden en que las chicas son más tolerantes que los chicos con la homosexualidad. Al parecer, las chicas no perciben como una amenaza sexual a los chicos gays, mientras sus compañeros varones sí. Tiene mucho sentido desde una perspectiva del machismo, pues se pierde la posición social ventajosa si se reducen la masculinidad o los roles de género masculinos (comportamiento considerado típico de hombres).

 

En los institutos el prejuicio homofóbico es mucho más manifiesto que en la universidad, donde el 5% de los varones tienen un comportamiento muy desfavorable hacia sus compañeros LGTB, a los que son gay suelen hacerles bullying, mientras que  las chicas lesbianas suelen sufrir más acoso sexual, esto es debido a la erotización del lesbianismo en la pornografía.

 

De todos modos, ellos no consideran un problema que las chicas lesbianas se comporten como varones, les lleva a tener mejor química.

 

Por otra parte, algunas chicas heterosexuales son más tolerantes con los gays, pero no tanto con las lesbianas por temor a ser acosadas por ellas, lo mismo que les pasa a algunos chicos heterosexuales con sus compañeros gays.

 

Conclusiones sobre el acoso escolar en personas LGTB

 

Todos estos datos dejan en relieve la ignorancia que hay al respecto de la educación sexual, la homosexualidad sigue siendo una gran desconocida en los adolescentes. En algunos casos pensando incluso que es una enfermedad, algo desmentido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1990.

 

Algunos incluso creen que las orientaciones sexuales son cambiantes. Generalmente, este tipo de creencias son inculcadas por padres o abuelos que han sido socializados en contextos muy fieles a los valores tradicionales religiosos y conservadores, sin tener mucho contacto con personas LGTB.

 

A pesar que en la adolescencia es una época de experimentación con el cuerpo y conocimiento de la sexualidad, la bisexualidad es invisible, dado el pensamiento dicotómico, donde solo hay dos opciones: O eres “hetero” o eres gay/lesbiana, no habiendo más opciones.

 

LGTBfobia

 

Dentro de la LGTB fobia, el colectivo menos entendido son los adolescentes transexuales, ya que si han comenzado el proceso de reasignación de género, que es algo bastante visible que la orientación sexual, pueden sufrir un mayor acoso por parte de los compañeros con una educación más conservadora.

 

Al contrario de lo que se ha visto hasta ahora, en las universidades se han cambiado mucho las actitudes hacia dicho colectivo en las últimas décadas, pasando a verse el ser LGTBIQ+ como algo natural y donde la amistad entre jóvenes heterosexuales y jóvenes LGTBIQ+ es de lo más habitual.

 

Si has sufrido acoso escolar durante la infancia o la adolescencia y eso te sigue afectando en tu vida adulta, no dudes en contactar con un psicólogo gay  o con una psicóloga para mujeres lesbianas y empezar terapia afirmativa gay. Mereces ser plenamente feliz, superar el pasado y curar las cicatrices que aún te afligen.

 

bullying por ser lesbiana

Comentarios

Deja tu comentario

{{ message }}
{{ errors.name[0] }}
{{ errors.email[0] }}

Quedan {{ commentLimit }} carácteres

{{ errors.comment[0] }}
¿Te ayudamos?
Chat directo
Hablando con {{ you.name }} Consultas de 5', L a V, de 9 a 15 y de 17 a 23

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Seguro que quieres cerrar tu sesión?
Cerrar sesión
Para crear una cuenta vamos a tener que terminar el chat
Cerrar chat y crear cuenta