saber si tengo el sindrome del impostor

¿Tengo el Síndrome del Impostor? 6 Consejos para superarlo

 

Saber si tengo el síndrome del impostor

 

Desde Michelle Obama a Kate Winslet, se habla últimamente del síndrome del impostor, pero ¿qué es el exactamente el síndrome del impostor? Desde nuestra plataforma de psicólogos online hemos analizado este nuevo síndrome que parece que se ha extenido en los últimos años, especialmente entre personas de éxito. Te dejamos un pequeño Test para saber si tienes el síndrome del impostor

 

  • ¿Sientes la presión de tener que hacerlo todo perfecto?

  • ¿Sientes que no consigues llegar a tus metas ideales?

  • ¿Te comparas con los demás, y sueles pensar que son mejores que tu?

  • ¿Tienes la sensación de que deberías ser especial?

  • ¿Tienes miedo al fracaso?

  • ¿Te cuesta valorar tus logros?

  • ¿Cuándo consigues alguna cosa, sueles pensar que has tenido suerte?

  • ¿Cuándo alguien te felicita por algo que has hecho, sueles pensar que no hay para tanto?

  • ¿Sientes que trabajas mucho y que no tienes tiempo para cuidarte (comer, ejercicio físico, dormir, etc.)?

 

Si has respondido que SÍ a la mayoría de estas preguntas, es posible que estés pasando por el Síndrome del Impostor.

 

¿Qué es el síndrome del impostor?

 

El síndrome del impostor es experimentado por persones que, a pesar de ser capaces y competentes, sienten que no lo son y que lo hacen no es suficiente. De hecho, aún habiendo pruebas objetivas de su éxito, no perciben sus logros como tal. Estas personas sienten que están engañado a su entorno con respecto a sus capacidades, y por lo tanto, tienen miedo de ser expuestos como un impostor.

 

Los estudios han demostrado que afecta a una amplia gamma de personas (estudiantes, universitarios, académicos, directores, trabajadores, etc.) y en ámbitos muy diversos. De echo, es bastante probable que usted lo haya experimentado alguna vez, ya que se estima que el 70% de las personas experimentarán al menos un episodio del fenómeno del impostor en su vida.

 

Características del síndrome del impostor

 

El fenómeno del impostor fue descrito por primera vez en los años 70 por Paulina Clance, y lo describe en base a las siguientes características:

 

  1. Atribución de los logros a causas externas: En vez de pensar que ha sido gracias a sus capacidades, atribuyen el logro a la suerte o al trabajo duro.

Ha salido un buen trabajo, es porque le he puesto horas y he tenido suerte con lo que me pedían”

 

  1. Elevadas expectativas: sus elevadas expectativas hacen que no consigan valorar los logros reales que han conseguido, si no en lamentarse por no poder llegar a su estándar ideal

Lo que hago no es suficiente, no consigo llegar donde me he propuesto”

 

  1. Perfeccionismo: tienen la necesidad de ser la “SuperMujer” o el “SuperHombre”, que pueden con todo y que todo lo deben hacer bien.

Tengo que hacer un buen trabajo, tengo que caer bien a todos, tengo que tener la casa arreglada, tengo que ser un/a buen/a madre/padre”

 

  1. Presión por ser el mejor: necesitan sentirse especiales, y que son mejores en comparación con los demás.

Tengo que destacar entre los trabajadores, tengo que ser especial”

 

  1. Infravaloración de los comentarios positivos: no valoran los mensajes positivos que puedan hacer los demás sobre sus logros porque no perciben que sea realmente un éxito.

No sé por qué me felicita, no es para tanto, será porque quiere quedar bien”

 

  1. Miedo al fracaso: Temen al fracaso ya que esto les llevaría a sentimientos de inferioridad, vergüenza, humillación. Tienden a trabajar demasiado para asegurarse que no fallan.

Tengo que dar todo lo que pueda para no fallar, ya que si fallo me voy a sentir fatal”

 

  1. Exceso de trabajo: Invierten mucho tiempo, esfuerzo y energía en hacer las tareas, y lo anteponen como prioridad a otros aspectos importantes para el bienestar (alimentación, ejercicio físico, sueño, etc.)

Tengo que ponerle esfuerzo y horas, aunque después no me de tiempo a comer o me vaya a dormir tarde”

 

Quizá también te interese...

Claves para manejar el estrés
psicologo sindrome del impostor

 

¿Cuáles son las consecuencias del impostorismo?

 

Los miedos y dudas que tienen acerca del éxito les impide disfrutar de sus habilidades y logros. El miedo al fracaso les provoca estrés y ansiedad por intentar sacar el máximo rendimiento. Las expectativas demasiado elevadas provocan ansiedad por intentar lograr un objetivo demasiado lejano, y el echo de no poder llegar a ello provoca baja tolerancia a la frustración y pueden llegar a sentir depresión. Todo esto conduce a una insatisfacción general y afecta significativamente al bienestar de estas personas.

 

Además del malestar personal, también afecta negativamente en el ámbito social con las personas que les rodean (familia, amigos, compañeros, etc.), por el impacto negativo que tienen todas estas actitudes con las relaciones con los demás.

 

Vencer el síndrome del impostor: consejos

 

  • Objetivos pequeños: Bajar expectativas, poner metas pequeñas y valora cada pequeño paso que hagas.

 

  • Prestar atención a lo que SÍ tienes: valorar lo que SÍ tienes, lo que SÍ haces, y no tanto aquello que no haces o que todavía no has conseguido. El esfuerzo y el aprendizaje ya es algo que valorar, independientemente de si consigues o no lo que deseas.

 

  • Reestructurar el miedo al trabajo: El futuro nadie lo sabe y no siempre depende de nosotros. El futuro es incierto, puede ser que llegue un fracaso o que no llegue, tener en cuenta también que no tiene porque llegar. Y en caso de que venga un fracaso, tomarlo como algo positivo, como una oportunidad de aprendizaje y no como algo con lo que fustigarnos.

 

  • Manejar tu superhombre/supermujer: Entender y aceptar que somos humanos, no superhéroes, y que llegamos hasta donde llegamos, y que no pasa nada.

 

  • Mejorar autoestima: Observa tus virtudes, créetelas y acércate a aquellas cosas que te permitan poderlas desarrollar.

 

  • Autocuidado: No dedicar todo tu tiempo solamente al trabajo, también es importante relajarte, tomarte tu tiempo, respirar, dormir y comer bien, etc.

 

Si crees que tienes el síndrome del impostor puedes ponerte en contacto con nuestros servicios para ofrecerte terapias online y te podamos proporcionar atención psicológica personalizada y en la que aprenderás las estrategias necesarias para poder gestionarlo y estar mejor contigo mism@, los demás y el entorno.

 

superar sindrome del impostor

Comentarios

Deja tu comentario

{{ message }}
{{ errors.name[0] }}
{{ errors.email[0] }}

Quedan {{ commentLimit }} carácteres

{{ errors.comment[0] }}
¿Te ayudamos?
Chat directo
Hablando con {{ you.name }} Consultas de 5', L a V, de 9 a 15 y de 17 a 23

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Seguro que quieres cerrar tu sesión?
Cerrar sesión
Para crear una cuenta vamos a tener que terminar el chat
Cerrar chat y crear cuenta