Número de colegiado

M- 34235

 

  • Graduada en Psicología
  • Especializada en sexología y psicología clínica
  • Terapias humanistas

 

Perfil:

  • Trabajo con personas del colectivo LGTB+ y perspectiva de género
  • Terapia Focalizada en la Emoción
  • Ansiedad, autoestima y relaciones interpersonales
  • Terapia de pareja y trabajo con el área afectivo-sexual

 

La psicología siempre ha sido mi vocación, no solo porque me gusta acompañar a otras personas en sus procesos personales, si no porque siempre me ha llamado la atención estudiar al ser humano, su forma de sentir, de pensar y de actuar.

 

Mis estudios comenzaron en la Universidad Pontificia de Comillas, donde pude estudiar todas las corrientes dominantes dentro de la psicología y donde conecté profundamente con el modelo humanista. Mi forma de entender la terapia bebe de esta perspectiva, ya que para mi es un proceso de sanación y autoconocimiento en el que prevalece la idiosincrasia de cada persona por encima de un diagnóstico o unos síntomas. Es por esto que adapto mi forma de trabajar con cada persona con la que me encuentro. Por otra parte, mi enfoque es principalmente emocional, es decir, atiendo de manera prioritaria cómo se sienten las personas a las que atiendo y trabajo en la identificación y la regulación emocional. Esto es así porque parto de la hipótesis de que la mayoría de conflictos que tenemos y que nos duelen tienen su génesis en el área emocional.

 

Una vez terminé mis estudios en el ámbito clínico, me forme en sexología y género en la Fundación Sexpol. Siempre he tenido interés en el área afectivo-sexual del ser humano, en concreto, en lo que tiene que ver con la identidad y la orientación sexual. Llevo trabajando desde el 2017 acompañando a personas con diversidad de género y sexual en su camino para encontrarse y aceptarse y es algo que me llena profundamente. Mi trabajo como sexóloga no solo se reduce a eso, sino que también trabajo otras cuestiones relacionadas con la sexualidad y con la afectividad tanto de manera individual como en pareja.

 

En general, para mi, ser terapeuta es un trabajo muy reconfortante ya que disfruto acompañando a las personas en sus procesos personales, ayudándolas a alcanzar los objetivos y metas que son importantes para ellas, fomentando siempre un trato humano y cercano, pudiendo crear así un lugar seguro en el que poder sanar heridas y lograr una mayor conexión con uno mismo.

 

 

¿Te ayudamos?

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Seguro que quieres cerrar tu sesión?
Cerrar sesión
Para crear una cuenta vamos a tener que terminar el chat
Cerrar chat y crear cuenta