Trastornos alimenticios

¿Qué son los trastornos alimenticios?

 

Los trastornos alimenticios consisten en alteraciones en la conducta alimentaria. Normalmente se desarrollan a lo largo de la adolescencia pero pueden aparecer a cualquier edad.

 

Afectan gravemente a la salud y a la vida en general de la persona que lo sufre. Los más frecuentes son la anorexia, bulimia, trastorno por atracón y trastorno por evitación/restricción de la ingesta.

 

La anorexia nerviosa se caracteriza por una preocupación excesiva por el peso corporal y por una percepción errónea del mismo. Las personas que padecen anorexia no son conscientes de su peso real y hacen todo lo posible para adelgazar.

 

Cuentan las calorías de los alimentos constantemente, comen muy poco, practican el ayuno y toman laxantes o diuréticos.

La bulimia nerviosa es cuando la persona come muchísimo en algunos momentos del día y siente que no puede parar de hacerlo. Le preocupa mucho el peso por lo que realiza conductas compensatorias, como la purgación, después de haber comido mucho.

 

El trastorno por atracón se asemeja a la bulimia nerviosa pero en este caso no compensa los atracones con la purga. Ingieren grandes cantidades de comida y sienten que no pueden parar de comer, por lo que el índice de masa corporal es más alto que en los trastornos mencionados anteriormente.

 

La obesidad tiene un componente psicológico que no debemos olvidar. Es importante contar con la ayuda de un nutricionista pero también con un psicólogo y que ambos profesionales trabajen conjuntamente para abordar el trastorno de una forma holística.

 

Por último, el trastorno por evitación/restricción de la ingesta consiste en no tener interés por la comida. Las personas que lo sufren evitan la comida porque les disgustan los olores, sabores o texturas, tienen miedo a vomitar o a asfixiarse. No están preocupadas por el peso ni tienen una imagen distorsionada de si mismas.

 

Todos estos trastornos alimenticios tienen consecuencias graves en la salud y requieren un tratamiento psicológico individualizado.

 

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

 

Las personas que sufren un trastorno alimenticio normalmente se sienten irritables, tienen síntomas depresivos o ansiosos, se aíslan socialmente y/o sus relaciones personales se deterioran, se obsesionan por las calorías, por su imagen y se preocupan de una forma excesiva por su imagen, la cual suele estar distorsionada. Tienden a compararse con los demás continuamente y a sentirse inferiores. Por último, suelen preferir comer a solas con ánimo de ocultar su problema.

 

¿Cómo es la terapia para un trastorno alimenticio?

 

  1. En primer lugar, se debe conocer en profundidad el origen del problema y las pautas de alimentación que sigue la persona. Es conveniente realizar un registro de alimentación para saber qué consume el paciente, cuándo, qué siente y qué piensa. El objetivo principal es restaurar el peso del paciente.

  2. La alimentación suele ir muy ligada a las emociones por lo que la psicoeducación es un factor clave en la terapia. La gestión emocional consiste en aprender a sentir nuestras emociones y a controlarlas para que nos dominen. Las emociones forman parte de nuestra vida y es natural experimentarlas. No debemos evitarlas pero sí reconocerlas y saber cómo actuar ante ellas.

  3. Estos trastornos se caracterizan por una visión negativa de uno mismo, creencias irracionales y distorsionadas acerca del peso acompañadas de conductas alimentarias de alto riesgo. Se deben desterrar este tipo de creencias a través de la reestructuración cognitiva para modificar los pensamientos y sustituirlos por unos más adaptativos. También juega un papel muy importante la mejora de la autoestima.

 

 

Creo que tengo un trastorno alimenticio, ¿Qué puedo hacer?

 

Si sospechas que padeces un trastorno de la conducta alimentaria es muy importante que pidas ayuda psicológica. No tienes porqué pasar por esto sola.

 

Sabemos el que precio suele ser un hándicap a la hora de pedir ayuda, por ello nosotros queremos ponértelo más fácil con precios asequibles y sin salir de casa.

 

Puedes realizar las sesiones desde donde quieras mientras tengas conexión a internet. Tenemos tres opciones distintas y puedes elegir la que te parezca más adecuada para ti. El chat en vivo consiste en una hora hablando con tu psicólogo por escrito, la videollamada también tiene una duración de una hora y puedes hablar en directo y la mensajería 24h es una chat en diferido para hablar cuando quieras y puedas a lo largo del día.

 

Déjate ayudar, lo solucionaremos juntos.

 

 

¿Te ayudamos?
Chat directo
Hablando con {{ you.name }} Consultas de 5', L a V, de 9 a 15 y de 17 a 23

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Seguro que quieres cerrar tu sesión?
Cerrar sesión
Para crear una cuenta vamos a tener que terminar el chat
Cerrar chat y crear cuenta