psicolga lesbiana lgtb

Sexualidad Lésbica. ¿Problemas en la cama?

 Sexualidad lésbica.

 
¿Y si empezamos a chocar en la cama?
 
María es lesbiana, siempre lo ha sabido, nunca se interesó por ningún hombre y solo ha salido con chicas. Hace un año conoció a Elena por amigos en común, y aunque sabía que era hetero, (o eso parecía), no pudo evitar enamorarse de ella. La sorpresa fue descubrir que era recíproco y que aunque Elena a priori nunca se había fijado de ese modo en una mujer, también se había enamorado, y perdidamente de María.

Empezaron a salir juntas, Elena salió del armario como mujer bisexual en su entorno y con su familia y la relación iba viento en popa. María empezó a sentirse insegura cuando llevaban 6 meses, comenzó a preguntarse si Elena no estaría echando de menos estar con algún hombre, si no la engañaría. Eso fue un obstáculo grande en la relación. Elena tuvo que hacer un trabajo importante con María para que ésta entendiera que la bisexualidad no necesita de los dos sexos simultáneamente, que cuando una está enamorada, sea de un hombre o de una mujer, y si su relación es monógama, no tiene por qué echar de menos ni necesitar nada más allá de su pareja. Le explicó que la bisexualidad es la posibilidad de que ambos sexos te atraigan, pero no la necesidad de ambos para sentirte satisfecha. Una persona te llena en la misma medida que a una mujer lesbiana o a una heterosexual y no tiene por qué “faltarte” nada. María acabó confiando en Elena, se relajó y la relación continuó sin mayor problema hasta que...

Elena ya empoderada en su nueva sexualidad, cambió. Iba más segura por la vida, se rapó la cabeza, (siempre había llevado el pelo largo), su modo de vestir pasó a ser más transgresor y agresivo, (cuando antes era la típica chica pija clásica), se hizo un tatuaje y hasta su forma de caminar se notó visiblemente distinta. En la cama siempre se habían entendido muy bien, María era más activa y Elena más pasiva. A María nunca le ha gustado la penetración y a Elena le encantaba, pero quiso que cambiar de rol, no lo hablaron, simplemente se empezó a comportar de otra manera y a María dejó de apetecerle acostarse con Elena.

¿Te has sentido identificada con alguna de las dos? Te damos algunas claves para intentar arreglarlo.
 


Si eres María:

 
  • No te acuestes con tu chica si no te apetece, no lo hagas por cumplir por que te apetecerá menos aún.
  • Habla con ella, dile lo que no te gusta, trata de poner límites entre lo que no quieres hacer de ninguna manera y lo que puedes pensar en probar.
  • Abre tu mente a nuevas practicas. A veces, pequeños cambios en nuestros roles puede ser excitante, intenta al menos darle una oportunidad antes de descartarlo por completo.
 

Si eres Elena:

 
 
  • No fuerces las cosas, escucha a tu pareja. No podemos obligar a nadie a hacer algo que no quiere.
  • Ten paciencia y no hagas un drama cuando algo no sea exactamente como tú quieres. No es fácil instaurar cambios en los roles, tómatelo con calma y como un juego. Cuanto más os riáis, mejor. 

 

 Si quieres una ayuda psicológica más exhaustiva, cuenta con la psicología online de nuestros psicólogos y terapeutas. Puedes empezar con tu terapeuta lgtb , con la ayuda de una psicóloga lesbiana que entienda tu mundo. Contrata desde tarifas hoy :-)

Comentarios

Deja tu comentario

{{ message }}
{{ errors.name[0] }}
{{ errors.email[0] }}

Quedan {{ commentLimit }} carácteres

{{ errors.comment[0] }}
¿Te ayudamos?

Chat directo

Hablando con {{ you.name }} Consultas de 5', L a V, de 9 a 15 y de 17 a 23

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Seguro que quieres cerrar tu sesión?

Cerrar sesión

Para crear una cuenta vamos a tener que terminar el chat

Cerrar chat y crear cuenta